La Alpujarra

La Alpujarra

La Alpujarra es una comarca situada en la ladera sur de Sierra Nevada, se vuelca al Mediterráneo desde las cumbres más altas de la Península Ibérica. Su paisaje es abrupto y colorido, su orografía está surcada de valles, barrancos y desfiladeros.

Ha estado habitada por fenicios y romanos, sin embargo, fueron los árabes, que con sus ocho siglos de dominación, le dieron su arquitectura escalonada, su increíble sistema de acequias y regadíos, sus cultivos e incluso su nombre. El aislamiento, por la dificultad de sus accesos en el pasado, ha permitido que este territorio se mantuviera casi virgen. Sus pueblos blancos se derraman por las laderas entre el verde de los bosques.

Son muchos los atractivos que ofrece la zona. Desde Lanjarón, con sus famosas y saludables aguas, es una ciudad-balneario, a Trevélez, el municipio más alto de Europa, conocido por sus exquisitos jamones, el Barranco de Poqueira, donde se encuentran los pueblos de Pampaneira, Bubión y Capileira, llenos de colorido, y artesanía, a Laroles, junto al Puerto de la Ragua (acceso noreste de la Comarca).

El río Guadalfeo divide a la Alpujarra en dos, dando lugar a la Alpujarra Alta y la Alpujarra Baja. La Alta cae en la parte meridional de Sierra Nevada donde se encuentran bellos pueblos como Bérchules, Busquístar, Bubión, Juviles, Yegen o Laroles. La Alpujarra Baja está constituida por La Contraviesa, la serranía que la separa del mar, con preciosos pueblos como Lújar, Sorvilán y Albondón entre otros.

Son pueblos cuyo encanto ha maravillado a escritores y artistas. Pedro Antonio de Alarcónles dedicó un libro de viajes, Gerald Brenan reflejó sus maravillas en “Al sur de Granada”. Federico García Lorca la calificó como “el país de ninguna parte”. Sus ancestrales tradiciones y folclore (danza, baile y canciones) constituyen una parte importante de un rico patrimonio.

Galería de fotos